Beatriz + Mario

“Desde el momento en que sabes que te vas a casar,  los preparativos están llenos de emociones e ilusiones, pero en mi caso vinieron desde mucho antes, sin ni siquiera saberlo. El que ahora es mi marido, Mario, me llevó a Venecia completamente engañada. Con la complicidad de toda mi familia y, en especial de mi padre, me prepararon un fin de semana que después resultó ser la fuente de inspiración de nuestra boda.  Y es que.  tras decir el famoso “si quiero” en una góndola bajo el puente de los suspiros y pasar dos días llenos comida, bebida y helados italianos,  la decisión parecía fácil.
Italia y, en especial, nuestro fin de semana en Venecia nos inspiraron en cada detalle. Desde la elección del lugar: El Palacio de Moratalla en Hornachuelos, Córdoba, que recuerda a las casas palaciegas de la Toscana; el menú italiano personalizado (el mismo menú que cenamos la noche que nos prometimos), que nos preparó el catering de Córdoba: Bodegas Campos; la bebida que ofrecimos durante el brindis: Bellini; la iluminación en forma de verbena, típica de las terrazas de los restaurantes italianos y, como no, la elección del smoking para el novio, que en este caso fue de Lander Urquijo. En cuanto a mi vestido, yo lo tuve claro desde el principio. Quería ser una novia de Alma Aguilar y elegí uno de sus diseños inspirados en su colección de novias de 2012.  La ceremonia también fue en un lugar muy especial, rodeado de naturaleza. Elegimos la aldea de San Calixto, en la sierra de Hornachuelos, donde se sitúa un Monasterio de monjas de clausura. La boda fue por la noche y al aire libre, por lo que la iluminación jugó un papel muy importante. La empresa de organización de eventos Atmosphera captó nuestra idea a la perfección y consiguieron un resultado espectacular. La zona de la cena estaba rodeada por una hilera de árboles, que se iluminó con unos focos de luz verde y en el centro, sobre las mesas, colocamos una carpa de circo a dos aguas de luces modulables para crear un ambiente íntimo.
Pero, sin duda, el momento más especial para mí fue el brindis y los discursos que preparamos mi padre, el novio y yo. Todos los invitados recordaron con nosotros momentos de nuestra relación entre risas y alguna lágrima, mientras bebíamos la famosa bebida creada por Ernest Heminway, a base de champagne y puré de melocotón. Todos nos emocionamos mucho y terminamos con un gran brindis conjunto que recordaré toda la vida.
Una de las cosas que más agradecieron los invitados fue que, para llegar hasta la zona del aperitivo, situada en la fachada principal del palacio a unos 500 metros de los jardines, los invitados subieron en un trenecito turístico. Para el aperitivo también colocamos un puestecillo con antipasti, entrantes típicos italianos.
En cuanto a la decoración floral, Paloma Recio, El Puentecillo de Córdoba, hizo un trabajo fantástico. Ella fue la encargada de los centros de las mesas, que decoró con violeteros repletos de margaritas, combinado con unos faroles de cristal y velones de color blanco. También se encargó de crear un bodegón donde colocamos dos máquinas de escribir de nuestros padres, a modo de libro de firmas.
Pero si algo teníamos claro desde el principio era la elección del baile nupcial. En primer lugar tenia que ser una de nuestras canciones favoritas de los Beatles y, en segundo lugar, tenía que ser música en directo. Así que comenzamos el baile de la mano del grupo Los Escarabajos, uno de las mejores bandas homenaje a los Beatles. Creamos una pista de baile al aire libre y colocamos una bola de cristal de discoteca para animar a los invitados. Tras abrir el baile, los Escarabajos dieron un concierto con un repertorio de las canciones más conocidas del cuarteto de Liverpool, mientras los invitados podían degustar Gin Tonics en una barra especial de ginebras con todo tipo de botánicos.”
“From the moment you know you’re going to get married, all the steps to follow become very emotional, and I was taking those steps even before I knew I would get engaged! Mario, my husband now, secretly planned a trip to Venice, and had my entire family as his accomplice. He proposed aboard a Venetian gondola, under the Bridge of Sighs and we spent two magical days filled with italian food, drinks and gelatto.As you can imagine, I said yes!
Italy, and especially our romantic weekend in Venice, was a great source of inspiration for our wedding. We chose the Palacio de Moratalla as our venue, in Hornachuelos (Córdoba, Spain), because it reminded us of the old Tuscan villas. The catering was held by Bodegas Campos who came out with an italian menu (the exact same dishes Mario and I had the night we got engaged!). We had also prepared a very special toast with Bellini, the Venetian cocktail par excellence, popularized by Ernest Hemingway, composed of champagne and peach juice.The festive lighting was also inspired by the italian restaurants at night. As for my gown, I was determined to be dressed by Alma Aguilar and I picked one of her 2012 brides collection designs. For the ceremony, we chose a very special location surrounded by wildlife, the little village of San Calixto, in the Hornachuelos mountains, where a cloister is located.
My favorite moment of the the night was, without a doubt, the toast and the speeches.  Remembering old anecdotes of our relationship with our guests was funny yet moving, which inevitably brought that moment of laughs and tears I will remember forever!
One of the things the guests certainly appreciated was the little tourist train we provided to get to the cocktail area, located at the front of the palace. During the cocktail hour, they were also able to get some “antipasti”, typical italian appetizers. Paloma Recio, from El Puentecillo de Córdoba, was in charge of the table decoration and flower arrangements, made out of daisies, candles and vintage lanterns. She also set up a spot with two of our parents’ old typewriters as guestbooks.
We had always known what our first dance song would be; we knew it had to be the Beatles’ and it had to be played live! We brought in a band called Los Escarabajos, they specialize in Beatles’ covers. We also hung a disco ball, danced and sang to the most famous Beatles songs with our guests while enjoying a Gin&Tonic at the open bar!”
Localización: Palacio de Moratalla in Cordoba, Spain Smoking novio: Lander Urquijo
Vestido novia: Alma Aguilar
Zapatos novia: Pretty ballerinas
Catering: Bodegas Campos
Iluminación: Atmosphera Eventos
Decoración floral: El Puentecillo
Banda directo: Los Escarabajos
********
Venue: Palacio de Moratalla in Cordoba, Spain
Groom’s suit: Lander Urquijo 
Bride’s gown: Alma Aguilar 
Bride’s shoes: Pretty ballerinas 
Catering: Bodegas Campos 
Lighting: Atmosphera Eventos
Flower arrangements: El Puentecillo
Live music: Los Escarabajos 
share me on facebook|pin me at Pinterest|tweet me|send to a friend
Daniel Alonso - 26/11/2012 - 10:23 AM

Una delicia!! Qué dominio de la luz y el procesado… Felicidades, Jimena!!

Jimena Roquero - 29/11/2012 - 12:54 AM

Muchas gracias Daniel! Un abrazo!

Maria Burillo - 10/01/2013 - 5:26 PM

Impresionante!!!!
Una luz preciosa!!!!! y el contraste de colores azul y blanco dentro de la casa me ha encantado.

Enhorabuena